La influencia de la salud física y psicológica en la salud emocional

La manera en como afrontamos la vida, las decisiones que vamos tomando, la ejecución de las mismas y las actividades diarias van influyendo poderosamente en nuestra salud, sobre todo en la emocional, el equilibrio es prioritario si queremos estar bien.

Ese equilibrio nos permite sentir que afrontamos las cosas con optimismo, es el estado de bienestar que sentimos cuando de forma consciente tomamos decisiones basadas en nuestras capacidades para desarrollarnos en cualquier contexto o entorno que se nos presente.

Gestionar todas las actividades y vicisitudes diarias nos permitirán crecer de manera efectiva, si tomamos en cuenta como nos desenvolvemos en cada una de ellas, las decisiones que tomemos por muy pequeñas que sean, van a tener su efecto.

Sea este positivo o negativo, de allí se despende que cada decisión debe ser tomada de manera racional más que visceral, para gestionarnos de manera acertada y adecuada para mantener el equilibrio y la salud emocional en su sana y justa armonía. 

La salud psicológica como medio de equilibrio

Son muchas las creencias de que las ocupaciones diarias van a abarcar todo el contexto de la vida de una persona. Sin embargo este concepto es bastante errado, dándose cuenta el individuo de que no todo se puede resolver cuándo y cómo quiera.

Porque el marco de circunstancia donde se desarrollan las actividades se van a ver influenciadas por las creencias, crianza, cultura y hasta manera de pensar y reaccionar de las personas implicadas, y esto es de mucha importancia.

Por eso el entorno que rodea a una persona debe ser lo más equilibrado posible, el ser humano debe aprender a ser inteligente, racional, sensato e inclusive estar dispuesta a escuchar la opinión de otros, para mantener la calma y poder ser asertivo en la toma de decisiones.

Si el individuo considera que su bienestar está muy debilitado debe buscar la ayuda apropiada, es como el cerrajero Fichet que puede orientarnos por su conocimiento y experiencia en cómo lograr el bienestar por medio de recomendarnos los métodos adecuados de protección.

La salud física como medio de equilibrio

En todo esta forma de buscar el equilibrio en lo referente a la salud emocional, no se puede descuidar el área física, definitivamente la influencia es muy importante, una persona que busque de mantenerse activa, siempre tendrá presente su alimentación y ejercicios.

Una alimentación sana, variada, donde se incluyan diferentes componentes de la pirámide alimentaria, va a permitir un desarrollo físico donde el equilibrio sea significativo, el aumento de calorías va a perjudicar no solo el cuerpo sino la manera en cómo se puede sentir.

De igual forma la ejercitación física a través de una rutina diaria o de manera seguida en la semana, permitirá despejar la mente y el cuerpo de toxinas así como el fortalecimiento de los músculos y mente, esta serie de actividades tiende a despejar la mente.

Por eso es importante que tomemos en cuenta para la salud mental, tener una dieta sana, realizar ejercicios y mantener el  equilibrio a la hora de tomar decisiones.